Aunque Fred Pohl ha muerto, su blog sigue en pie gracias al empuje de su última esposa, Elizabeth Anne Hull. Y vaya si sigue en pie. En las últimas semanas nos ha deleitado con una serie de posts que narran la génesis de la magnífica “The Space Merchants” en cinco entregas: primera, segunda, tercera, cuarta, y quinta. Deliciosas crónicas del tiempo en que la SF era, literalmente, pulp fiction.

Las revelaciones de Snowden van camino de revolucionar la literatura distópica, convirtiendo a Wikileaks en la bestia-Amazon del género. Por ejemplo, aquí tenemos a Charles Stross anunciando su renuncia a imaginar nuevas distopías ambientadas en futuros cercanos. Simplemente, no puede competir con el nivel de surrealismo de una agencia de información/seguridad fuera de control como es la NSA.

En el Twitter

Dixit

Personal computers can have users, but social media has livestock (Bruce Sterling)

Reality is that which, when you stop believing in it, doesn't go away (Philip K. Dick)

Archivos

Comentarios recientes