Aunque Fred Pohl ha muerto, su blog sigue en pie gracias al empuje de su última esposa, Elizabeth Anne Hull. Y vaya si sigue en pie. En las últimas semanas nos ha deleitado con una serie de posts que narran la génesis de la magnífica “The Space Merchants” en cinco entregas: primera, segunda, tercera, cuarta, y quinta. Deliciosas crónicas del tiempo en que la SF era, literalmente, pulp fiction.

Anuncios